Viernes, 13 Julio 2012 21:51

Monseñor Stanovnik los acompaña. El pueblo peregrino de San Luís partió hacia la Basílica de Itatí

 

Pasada las 8 de la mañana de este viernes 13 de julio, la tradicional peregrinación del pueblo de San Luís del Palmar inició su camino hasta la Basílica de Nuestra Señora de Itatí. La 112 edición cuenta con el acompañamiento en carreta de Monseñor Andrés Stanovnik Arzobispo de Corrientes.

 La partida prevista se produjo desde la iglesia de San Luís Rey de Francia, frente a la plaza principal de la localidad distante a 25 kilómetros de la capital provincial. Ante una multitud que se dio cita desafiando la helada matinal, la máxima autoridad eclesiástica bendijo a los fieles antes de emprender su camino hacia la “madre del cielo”.

Además de Stanovnik se hicieron presente Vicente Romero, Intendente de la localidad; la arquitecta Inés Presman, Subsecretaria de Turismo de la Provincia; Epifanio Barrios, padre de la Iglesia de San Luís y el doctor Cristian Guastavino, Intendente de Mburucuyá. 

La Municipalidad de San Luís del Palmar declaró huésped de honor a Monseñor Stanovnik, en tanto que la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia declaró de interés la 112º Peregrinación; además fue declarado de interés de la Subsecretaría de Turismo de Corrientes por Disposición Nº 315/12.

En declaraciones a la prensa, el arzobispo manifestó que es necesario conservar esta cultura. “Tenemos un pueblo creyente, es importante poder acompañar a la gente”, dijo. Vale mencionar que se ha acondicionado una carreta para que Stanovnik pueda participar de la peregrinación, en esta oportunidad acompañando a la familia Zalazar. 

Por otra parte, Inés Presman destacó la participación de cientos de fieles que participan de semejante manifestación. Sabido es que, además de los sanluiseños asisten peregrinos de distintas provincias y por ello fue propicio promocionar a la provincia, en particular “Los Caminos de la Fe” mediante la entrega de folletería institucional. 

“Las cifras del año anterior indicaron que entre el 9 y el 16 de julio, unas 200 mil personas se movilizaron a causa de esta peregrinación”, puntualizó la funcionaria. 

Reseña: Fiesta de Itatí (9 de julio)

Según la tradición, la imagen fue encontrada en el río Paraná por un grupo de pobladores guaraníes, quienes vieron a la Virgen Inmaculada sobre una piedra rodeada de una luz muy brillante. Se cree que fue Fray Gómez quien ordenó el inmediato traslado de la figura a la reducción, pero la imagen volvió a su lugar cerca del río en dos ocasiones. Los religiosos comprendieron cual era la voluntad de la Santa Madre y se dispuso el traslado del asentamiento a esos parajes, que luego comenzaron a denominar Itatí (“Punta de Piedra”, en esa guaraní originaria). 

El culto de la Virgen de Itatí fue introducido en 1615 por el sacerdote franciscano Fray Luís Bolaños. 

Pero ¿Por qué el momento culmine de la fiesta de la Virgen se produce el 16 de julio? Ese día, en 1900, se realizó la Ceremonia de Coronación, de la Iglesia Santísima Cruz de los Milagros, en Corrientes. El Papa bendijo la corona de oro y piedras preciosas, hechas en Paris. La Virgen Patrona de la provincia de Corrientes desde 1918, estuvo en varios templos pero como la cantidad de devotos crecía, la iglesia encaró la construcción de un gran santuario: “La Basílica de Itatí”. 

Es uno de los santuarios más importantes de América. En contraste con su entorno, un sereno pueblo ribereño sin edificios, la construcción es verdaderamente descomunal.

Tiene 80 metros de alto y 70 de ancho. Y una cúpula central con un diámetro de 28 metros. En la cúspide, hay una imagen de la Virgen de 7,5 metros. La altura total es de 83 metros, casi 20 más que el Obelisco de Buenos Aires. La imagen de la Virgen de Itatí está tallada en madera de timbó (el cuerpo) y en nogal (el rostro), Mide 1,26 metros de altura. Tiene sus manos juntas en posición de oración, viste un manto azul y túnica blanca. 

Fiesta Patronal San Luís Rey de Francia (25 de agosto)

Nace en Poissy el 25 de abril de 1214, y a los doce años, a la muerte de su padre, Luís VII, es coronado rey de los franceses bajo la regencia de su madre, la española Doña Blanca de Castilla.

En lo humano el reinado de San Luís se tiene como uno de los más ejemplares y completos de la historia. Su obra favorita, las Cruzadas, son una muestra de su ideal de caballero cristiano. Por otra parte, todas las sus actividades obedecían solamente a esta idea: el hacer el bien buscando en todo la felicidad de sus súbditos.

Desde el principio de su reinado lucha para que haya paz entre todos, pueblos y nobleza. Todos los días administra justicia personalmente, atendiendo las quejas de los oprimidos y desamparados. 

 

Artículos relacionados (por etiqueta)

Publicidad

El Muelle Lateral
La Serena
yvy_vera
el refugio
COVESA