Martes, 16 Septiembre 2014 07:28

Por suspensiones y despidos, crecen los conflictos laborales

LAS EMPRESAS ADMITEN QUE ENFRENTAN MÁS JUICIOS Y RECLAMOS GREMIALES

Martes 16 de septiembre de 2014

En un escenario de recesión y elevada inflación el aumento de suspensiones y despidos y la licuación de los salarios empezaron a producir un entorno de  mayor conflictividad gremial y litigiosidad judicial en las empresas.

Según datos de la consultora Tendencias Económicas, los despidos se incrementaron ocho veces durante agosto en relación con el mismo mes del año pasado, mientras que las suspensiones aumentaron 13 veces en el mismo período. En ese contexto, la conflictividad laboral se disparó: subió 25 veces en relación con agosto de 2013.

Una encuesta de SEL Consultores de julio pasado entre 150 compañías líderes reflejó esta situación. Más de la mitad de los consultados (un 56%, contra el 35% de 2012) considera "importante" el nivel actual de litigiosidad de su empresa. Los despidos son declarados como los principales motivos de los juicios laborales que enfrentan.

"Para lo que queda del año, todo parece empeorar", dijo José Luis Blanco, director de Tendencias Económicas.

En ese mismo marco, dos de cada tres empresas (62%) califica de importante el nivel de conflictividad gremial interna. Las empresas consultadas estiman, en ese sentido, que las demandas salariales son señaladas como la principal causa de conflictos. Este índice aumenta 30 puntos porcentuales en relación con 2012, cuando se ubicaba en un 32 por ciento, según el informe de SEL.

Por otro lado, más de la mitad de las empresas declara haber sufrido medidas de fuerza sindical, entre las que se incluyen principalmente paros y retención de tareas en forma pacífica. Por último, la encuesta de SEL Consultores afirma que comenzaron a surgir mayores conflictos entre los mandos medios de las empresas relacionados con una falta de "equidad salarial" o lo que suele conocerse entre los especialistas del mercado laboral como "solapamiento" salarial.

EXPECTATIVAS NEGATIVAS

Los datos de esta encuesta se relacionan con otra que SEL Consultores presentó hace menos de un mes y que estimó que las empresas líderes estarían recortando por lo menos 3800 empleos en todo 2014. Las expectativas de contrataciones o desvinculaciones en las plantillas laborales de las principales compañías argentinas comenzaron a ser negativas en mayo pasado.

De acuerdo con el relevamiento de la consultora privada, los motivos de los juicios laborales en las empresas son, en primer lugar, los despidos (61%). Detrás aparecen, los problemas con empleados tercerizados (46%), enfermedades o accidentes (36%) y diferencias salariales (35%). Por otro lado, las principales causas de la conflictividad gremial son: demandas de mejoras salariales (68%), reincorporaciones y despidos de personal (23%) y encuadramientos tercerizados (20%).

En cuanto a las medidas de fuerza utilizadas por los gremios o las comisiones internas independientes, se destacan, según las empresas relevadas: acatamiento a paros generales (34%), retención de tareas en forma pacífica (27%), piquetes, cortes o toma de instalaciones (17%), presiones al personal que no se adhiere a las medidas (16%) y paro por adhesiones a otras fuerzas (14%).

En el marco de las problemáticas más importantes a nivel sindical, las empresas ubicaron a las expresiones sindicales opuestas a sus conducciones como la primera (64%).

"Se pone de manifiesto un fuerte aumento de la litigiosidad laboral y la conflictividad gremial en los últimos dos años", afirmó María Laura Calí, directora de SEL Consultores. "La primera crece un 60% en relación con lo informado en 2012, y la segunda, un 94%. O sea que, prácticamente, se duplica", agregó.

"Además hay una creciente incidencia de los despidos como motivo de los juicios laborales. Ésta alcanza el primer lugar, con un ascenso de 20 puntos porcentuales, equivalente prácticamente a un 50% por encima de lo señalado en 2012", analizó la socióloga. "Por último, la conflictividad no se focaliza ya exclusivamente en categorías operativas. Crece la incidencia de conflictos en los mandos medios de las compañías", señaló Calí, y agregó: "Pasa de un 44 a un 54% la proporción de compañías que mencionan tener conflictos dentro de estas categorías, lo que representa un incremento del 23% en relación con 2012, apoyados principalmente en reclamos de equidad salarial".

El último informe de Tendencias Económicas coincide con el escenario planteado por SEL. "La conflictividad laboral experimentó un pronunciado y generalizado aumento en agosto", afirmó el documento publicado por la consultora. Los paros registraron un aumento de 25 veces frente al mismo mes del año pasado. Los despidos crecieron ocho veces y las suspensiones, 13 veces con respecto al mismo período.

"Estoy muy preocupado porque para lo que queda del año todo parece empeorar, y el Gobierno mira para otro lado", afirmó el director de Tendencias Económicas, José Luis Blanco. "Los reclamos crecen porque hay más despidos, suspensiones y sigue cayendo el consumo", según el experto. Blanco afirmó además que la inflación en los últimos doce meses acumula ya un 42%, por lo que "los gremios piden reabrir paritarias y bajar el impuesto a las ganancias. Esto generará más conflictividad".

Por la caída del empleo, "ya hay un panorama de conflictividad", afirma un especialista en el mercado laboral que pidió anonimato. "A esto se le suma la pérdida de salario real. Estimo que, para noviembre y diciembre, tendremos un salto en la conflictividad", cerró el analista.

UN TERCIO DEL EMPLEO, EN NEGRO

•Un 33,1% de los asalariados del país está en negro, según datos al segundo trimestre de este año de la Encuesta Permanente de Hogares del Indec. El índice tuvo una leve suba respecto del trimestre previo -había sido de 32,8%-. La irregularidad laboral es más frecuente en el noroeste del país, donde la tasa llegó al 41,5 por ciento. En el Gran Buenos Aires, en tanto, el índice fue del 32,6% y en la ciudad de Buenos Aires, del 21,2 por ciento.

•El mismo informe oficial, que fue difundido ayer por el Indec, señala que el desempleo entre los jóvenes de hasta 29 años es del 16,7% entre las mujeres y del 13,3% en la población masculina. En ambos casos, si se comparan los resultados de la encuesta de hogares con los del segundo trimestre de 2013, se observa una caída en el porcentaje de jóvenes que se declararon activos, es decir, que trabajan o buscan activamente un empleo.

 Por Francisco Jueguen  | LA NACIÓN

Publicidad

el refugio
yvy_vera
COVESA
El Muelle Lateral
La Serena